domingo, 26 de enero de 2014

Islandia, ficha técnica

País: Islandia
Capital: Reykjavík
Superficie: 103.125 km²
Población: 331.000 habitantes (Densidad: 2,9 hab./km²)
Idioma oficial: Islandés
Moneda: Corona islandesa (ISK)
Cómo llegar:
En avión se puede llegar hasta Reykjavík con varias compañías:
- Iceland Express http://wowiceland.co.uk/
- Iceland Air : http://www.icelandair.de/
Aunque se puede salir desde Madrid o Barcelona, creo que la opción más económica es viajar desde Londres con Iceland Express, y comprar un vuelo low cost a Londres desde la zona de España (u otro país) que se desee. Eso fue lo que hicimos nosotros después de evaluar los precios de las diferentes combinaciones.
También se puede llegar a Islandia en ferry desde Dinamarca, lo que puede ser una experiencia maravillosa, sobre todo si se hace una parada de un par de días en las Islas Feroe. La compañía para hacerlo es http://www.smyrilline.com/
Alojamiento:
- Hostelling International: http://www.hostel.is/
- Estancias en granjas : http://www.farmholidays.is/
Transporte dentro de Islandia:
No os podéis perder:  Blue Lagoon, the Golden Circle, la cascada de Háifoss, Landmannalaugar, la cascada de Skógafoss, los acantilados de Vík, Reynisfjara , Eldhraun, Jökulsárlón, la catarata de Hengifoss, Borgarfjörður Eystri (Bakkagerði), Húsey, penínsulas de Langanes y Rauðanes, Dettifoss, avistamiento de ballenas en Húsavík, la zona del lago Mývatn, Glaumbær, la cascada de Dynjandi, la Península de Látrabjarg y la Península de Snæfellsnes, Reykjavík.


No os olvidéis de: Antifaz para dormir (la mayor parte de la noche es de día y casi ningún hotel tiene persianas, sólo cortinas muy finas), ropa de abrigo, el bañador para disfrutar de los numerosos puntos de aguas termales del país, chubasquero.

       Una delicia de Reykjavík

Islandia - Reykjavík

Después de un mes de abandono, aquí me tenéis de vuelta. Entre las Navidades, una visita familiar en Suiza, el curro, mi cumple... pues no he tenido tiempo para escribir. Pero estoy de vuelta y con ganas de contaros más cosas sobre mis viajes.
Nos quedamos en Reykjavík, acabábamos de llegar a la capital islandesa después de un increíble tour recorriendo los rincones más bonitos del país. A pesar de que habíamos leído maravillas de la capital, yo llegaba con la idea en mente de que no iba a ser un sitio muy bonito; más que nada era conocida por su vida nocturna, no por su belleza. Y he de reconocer que me sorprendió gratamente, de hecho me encantó.